viernes, 19 de febrero de 2016

Santa Hildegarde y la visión del Anticristo

Hildegarda nació en Bermersheim, Alemania, en 1098. Cuando cumplió catorce años ingresó en el monasterio de Disibodenberg. En 1136, Hildegarda fue elegida abadesa de la comunidad a la edad de treinta y ocho años.

En el año 1141 comenzó a escribir su obra principal, Scivias (conoce los caminos [del Señor]), obra que tardó diez años en completar. Como tenía dudas sobre la oportunidad de escribir o no sus visiones, y recurrió a San Bernardo de Claraval recibiendo su aprobación.

El Papa Eugenio III designó una comisión de teólogos para examinar sus escritos y dio su aprobación instándola a continuar la obra y animando y autorizando la publicación de sus obras.

En 1165, y debido al incremento de monjas en el monasterio de Rupertsberg, parte de ellas se trasladaron al cercano convento de Bingen.

Murió el 17 de septiembre de 1179 y fue sepultada en la iglesia de su monasterio de Rupertsberg del que fue Abadesa hasta su muerte. Las reliquias de Hildegarda que se encontraban en ese convento, después de un breve paso por Colonia, llegaron a Bingen donde aún se custodian.

La liturgia celebra su memoria el 17 de septiembre.

Sus obras se encuentras en la Patrologia Latina, vol. 197.

* * *

El doctor Disandro ofrece una introducción y una traducción de parte de la obra de Santa Hildegarda en lo que refiere a su visión del Anticristo.

* * *

Puede descargarse el texto en formato .mobi aquí.

* * *
Oratio.
Deus, qui beátam Hildegárdem Vírginem tuam donis caeléstibus decorásti: tríbue, quaesumus; ut ejus vestígiis et documéntis insisténtes, a praeséntis hujus saeculi calígine ad lucem tuam delectábilem transíre mereámur. Per Dóminum.

 
 

1 comentario:

khispano atlántico dijo...

Demolitio consummata est. Dios no los perdone a paco1 JESUITAS y su panda apóstata.

THE END .