viernes, 26 de febrero de 2016

Vladimir Volkoff - Elogio de la diferencia


Vladimir Volkoff nació en el París el 7 de noviembre de 1932, de padres emigrantes rusos. Se licenció en letras en la Sorbona y fue doctor en Filosofía por la Universidad de Lieja. Ha sido profesor de inglés, militar durante la guerra de Argelia, funcionario del Ministerio de Defensa y, posteriormente, profesor de lengua y literatura francesa y rusa en Estados Unidos. Murió el 14 de septiembre de 2005, en su casa de Périgord (Francia).

Ha publicado numerosas novelas entre las que destacan: El invitado del papa, El montaje, El interrogatorio, La reconversión, Los hombres del zar y El profesor de historia.

Escribió además pequeños ensayos como Elogio de la diferencia, Por qué soy medianamente democrático, El rey y obras de teatro como Yalta.

Elogio de la diferencia – El complejo de Procusto


Procusto o Procrusto, bandido del Ática que, no contento con despojar a sus viajeros, les hacía tenderse sobre una cama de hierro, les cortaba los pies cuando superaban su longitud o les hacía estirar por medio de cuerdas cuando no la alcanzaban (Petit Larousse Illustré, 1917).

Con estas palabras comienza Volkoff su Elogio de la diferencia, cuyo título original en francés es El complejo de Procusto.

* * *
Puede descargarse el texto en formato .mobi aquí.


viernes, 19 de febrero de 2016

Santa Hildegarde y la visión del Anticristo

Hildegarda nació en Bermersheim, Alemania, en 1098. Cuando cumplió catorce años ingresó en el monasterio de Disibodenberg. En 1136, Hildegarda fue elegida abadesa de la comunidad a la edad de treinta y ocho años.

En el año 1141 comenzó a escribir su obra principal, Scivias (conoce los caminos [del Señor]), obra que tardó diez años en completar. Como tenía dudas sobre la oportunidad de escribir o no sus visiones, y recurrió a San Bernardo de Claraval recibiendo su aprobación.

El Papa Eugenio III designó una comisión de teólogos para examinar sus escritos y dio su aprobación instándola a continuar la obra y animando y autorizando la publicación de sus obras.

En 1165, y debido al incremento de monjas en el monasterio de Rupertsberg, parte de ellas se trasladaron al cercano convento de Bingen.

Murió el 17 de septiembre de 1179 y fue sepultada en la iglesia de su monasterio de Rupertsberg del que fue Abadesa hasta su muerte. Las reliquias de Hildegarda que se encontraban en ese convento, después de un breve paso por Colonia, llegaron a Bingen donde aún se custodian.

La liturgia celebra su memoria el 17 de septiembre.

Sus obras se encuentras en la Patrologia Latina, vol. 197.

* * *

El doctor Disandro ofrece una introducción y una traducción de parte de la obra de Santa Hildegarda en lo que refiere a su visión del Anticristo.

* * *

Puede descargarse el texto en formato .mobi aquí.

* * *
Oratio.
Deus, qui beátam Hildegárdem Vírginem tuam donis caeléstibus decorásti: tríbue, quaesumus; ut ejus vestígiis et documéntis insisténtes, a praeséntis hujus saeculi calígine ad lucem tuam delectábilem transíre mereámur. Per Dóminum.

 
 

viernes, 12 de febrero de 2016

La Parusía - P. Juan Rovira SJ


En el año 1932, el P. Florentino Alcañiz S.J., da a la imprenta en Granda una obrita de su maestro, el P. Juan Rovira Orlandis S.J., publicada previamente en el Tomo 42 de la Enciclopedia Espasa, pp. 434-443: La Parusía.

Puede descargarse el texto en formato .mobi en este link.